Ricky Torrance: Cazador Diurno

Relatos de mi vida

Posts Tagged ‘Mesera’

Hora de Comer… Que comience la Cacería

Posted by Ricky Torrance en septiembre 12, 2007

Si, la rutina del trabajo es algo agobiante si no se sabe manejar. Pero hay una rutina diaria que le da sentido a mi vida.

Todos los días (laborales) a las 2 de la tarde se termina mi horario de trabajo (8-14 hrs). Es hora de comer.

Salgo de la oficina, a veces acompañado, a veces solo; y me dirigo al centro histórico de la ciudad. Me esperan decenas de restaurantes que ofrecen comidas económicas con diferentes platillos cada uno; otros tantos de comida Aamericana tipo Fast Food, y algunos de mas historia como la tradicional Parroquia del Centro de Veracruz.

La elección diaria no es facil, ya que todos ofrecen algo diferente que los hace sobresalir del resto de lugares que ni siquiera considero para saciar mi hambre.

Existen desde los que ofrecen por el mismo precio, una ilimitada cantidad de agua fresca para combatir el calor; hasta los que exhiben mas de 5 platillos diferntes a elegir diariamente. Están los que contrarrestan el calor con amplias ventanas abiertas; y los que su reducido espacio se ve compensado con el aire acondicionado que hace mas placentera la hora pico en la ciudad.

Pero la rutina a la que me refiero no es la comida. Claro, todos tenemos que comer y es agradable hacerlo en un lugar que te proporcione confort y buena comida. Sin embargo el restaurante o cocina (como se les conoce en este puerto a los lugares de comida corrida) no es lo que le da sentido al andar cotidiano, sino el trayecto hacia éste.

 

Panto Blanco

Tan solo una Víctima del Cazador Diurno

Diariamente por las calles de centro historico de Veracruz, puedes encontrar una infinidad de chicas que desfilan frente a ti, desfilan para ti. Vistiendo todo tipo de atuendos desde los mas ajustados Jeans, hasta esas minifalditas que el viento gusta de acariciar.

Las hay de todo tipo: Turistas adolescentes que pasean con su familia vistiendo minishorts para contrarestar el calor; chicas de oficina con pantalones sastre y blusas casi transparentes que dejan ver un poco de piel entre los botones a la altura de sus senos; ejecutivas de banco con aspecto impecable y vistiendo pantalones ceñidos a su cintura y chalecos de seda; chicas que salen de quien sabe donde, que se dedican a quien sabe que, pero que por alguna razón visten de lo mas sexy y provocador; para delicia de todos los traunsentes.

Es un Buffet previo a la comida. Es como tomar el postre antes de llegar al restaurante.

MiniFalda

Otra afortunada víctima del Cazador 

Cuando una de estas chicas llama mi atención mas de la cuenta, ya sea por una microfalda, por su andar sexy, por un pantalón muy ajustado que permite encontrar su ropa interior bajo él, o por cualquier otro motivo; me invade un impulso que me controla, que va mas allá de mi. No me queda otra opción que ir tras ella un par de cuadras. Me pierdo en su andar. La persigo unos cuantos pasos detras de ella. Instintivamente mi mano busca mi celular y captura algunas imágenes de esa delicia de mujer.  El Cazador Acecha atrapa a su víctima.

En lo que a mi respecta, si una mujer decide vestirse provocativamente, es porque quiere ser vista por todos. Quiere presumir lo que tiene, es su derecho por lograr verse así. Y si ella decide mostrarse, Yo decido mirarla. Eso me da derecho a fotografiarla también, pues no hay leyes que prohiban fotografiar un hermoso arbol, o la grandesa de la playa, o la belleza de la Catedral Veracruzana; mucho menos las hay para impedirme capturar la escencia de aquella chica que por la mañana al vestirse, decidió quie quería ser vista por todo el mundo.

Es indescriptible la sensación que provoca una persecusión como estas. Se siente la adrenalina correr por las venas. El peligro de que te sorprendan, el sentimiendo de superioridad ante la victima, el trofeo capturado en electrónico, la inocencia destrozada por la lente de un pervertido. La mas pura escencia del Voyeurismo.

Posted in Cazador | Etiquetado: , | 2 Comments »